Contrato de mantenimiento.

Disfrute de la vida. Nosotros nos ocupamos de su Mercedes.
Con los contratos de mantenimiento de Mercedes-Benz.

Apueste por costes previsibles y por una conducción sin preocupaciones con un acuerdo de servicio personalizado a la medida de sus preferencias y de su Mercedes.

Lo mejor o nada. Este lema refleja la voluntad de Mercedes-Benz de desarrollar y fabricar vehículos codiciables y de primera calidad. Como es natural, este nivel de exigencias se aplica también al servicio postventa Mercedes-Benz. Puede contar con nosotros como socio fiable para todas las tareas y compras en torno a su Mercedes, desde el mantenimiento y prestaciones de servicio como la garantía de movilidad hasta piezas, como llantas o neumáticos.

Los acuerdo de servicio de Mercedes-Benz le muestran lo que supone esta disponibilidad para usted, personalmente. Usted elige la oferta más atractiva, y recibe algo especialmente valioso: la posibilidad de conducir sin preocupaciones. Al mismo tiempo, se beneficia de la elevada calidad de nuestro servicio postventa, pone su vehículo en manos de especialistas con una capacitación y una formación continuada excelentes y se asegura de que se incorporan exclusivamente recambios originales Mercedes-Benz.

Los acuerdo de servicio de Mercedes-Benz le brindan valiosas ventajas:

  • Más seguridad. Su Mercedes está en las mejores manos, las nuestras, y siempre en un estado impecable de mantenimiento.
  • Más facilidad de planificación. Las cuotas mensuales fijas suponen mayor transparencia y facilitan el control de costes.
  • Más comodidad. Usted puede confiar en todo momento en su vehículo, y conducir con una agradable sensación.

[1] Para vehículos nuevos de 1 a 6 años y de 10.000 a 200.000 km

[2] Para pastillas de freno y discos de freno, correa trapezoidal y limpiaparabrisas. Para vehículos nuevos, hasta un máximo de 10 años y de 20.000 a 200.000 km; para vehículos usados hasta un máximo de 10 años y de 10.000 a 200.000 km.

[3] Para vehículos nuevos, hasta un máximo de 10 años y de 20.000 a 200.000 km; para vehículos usados hasta un máximo de 10 años y de 10.000 a 200.000 km